Bajo precio obliga a parar la cosecha de mango


Jesús Lozoya Baeza

 

 

Cientos de toneladas de mango están dejando de ser cosechadas, maduran y se pudren en el suelo como consecuencia del bajo precio que los “coyotes” ofrecen, al grado de que deja de ser rentable.

El presidente de la Asociación de Productores de Mango, Martel Martínez, informó que están pretendiendo pagar a 30 y 40 pesos la reja, para jugo, cuando entre pagar por quien lo corte y lo arrastre se va el 90 por ciento de los ingresos, razón por la que mejor optan por dejar la fruta para que se convierta en abono de los árboles.

Explicó que la temporada había iniciado muy bien, incluso se llegó a pagar a 250 pesos la reja de mango de buen tamaño, pero ahora, otros estados han inundado de la fruta el mercado nacional y entonces en Colima se ha desplomado el precio.

“Somos el décimo segundo estado del país en producción de mango; producimos 30 mil toneladas anuales, que son más de un millón de cajas de 360 mil productores del estado.

Tras lo anterior, explicó que ahora con las lluvias, esperan que mejore la calidad de fruta, que otros estados del país hayan sacado su fruta y entonces mejore el precio para poder cosechar lo que aún queda en los árboles.