Aumenta inconformidad en contra de cuotas de la UdeC


Carlos García Lemus.-

Siguen las quejas en contra de las cuotas que cobra la Universidad de Colima por conceptos de inscripción y laboratorios. Ayer, miembros de la Coordinadora Estudiantil Universitaria (CEU), que agrupa a un centenar de alumnos, reclamaron por considerarlas excesivas,  incluso en algunas carreras son del triple de las que cobran otras universidades del país, como la de Guadalajara.

En rueda de prensa, celebrada en el Congreso del Estado, la estudiante del bachillerato 13 de Cuauhtémoc, Amira Estefanía Lara Pérez, señaló que el presupuesto de la Universidad de Colima asciende a mil 580 millones de pesos, pero año con año  y las cuotas para los estudiantes se incrementan también cada año.

Acompaña por otros estudiantes, leyó una declaración en la que señaló que “deliberamos que se debe analizar y sopesar lo trascendental que sería para muchas familias con dificultades económicas, pues confiamos en que la autoridad debe ser sensible y entender que los colimenses no podemos escapar del contexto económico que enfrenta el país”.

En cuanto a los comparativos con otras instituciones de educación pública, los estudiantes mencionaron que por ejemplo en la Facultad de Medicina de la UdeC las cuotas ascienden hasta 2 mil 500 pesos por semestre, mientras que en la Universidad de Guadalajara, en la misma carrera, se cobran 800 pesos por ese mismo periodo.

Santiago López, estudiante de la carrera de turismo, indicó que no se ampararán, como anunciaron ayer otros estudiantes auspiciados por el partido Movimiento Ciudadano, porque desconocen los procesos que van a llevar y consideran que hay puntos débiles en ellos  debido a que el mecanismo que seguirán no es claro.

Dijo que lo que sí contemplan es hacer movilizaciones en fechas próximas, pero eso deberán definirlo al interior de su agrupación, la que afirmaron es soberana, autónoma y completamente apartidista.

Santiago López afirmó que no se sienten representados por la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC) y por eso surge su organización que es completamente horizontal, mientras que la estudiante Karla Assaleih, de la Facultad de Psicología, coincidió en que la FEC no cumple con el objetivo de servir a los estudiantes.

Finalmente dijeron que como organización esperan que las autoridades los acepten como un movimiento alterno a la FEC, pero que no busca crear conflictos ni choques, sino entre otras cosas que se suprima el costo de inscripción para que todos tengan acceso a una educación gratuita.