Aumenta 300% demanda de servicios por e-commerce  

 Los operadores logísticos han tenido que adaptarse a nuevas condiciones  durante y después de la pandemia. | Foto: Especial

Los operadores logísticos han tenido que adaptarse a nuevas condiciones  durante y después de la pandemia 

La logística para la entrega y abasto de productos en el país ha tenido que renovarse durante y después de la cuarentena con motivo de la pandemia; los operadores han experimentado cambios como el alza en la demanda de servicios por parte de sitios de e-commerce, cuyo crecimiento fue de 300%, mientras que pasaron de 40 a 200 clientes de este sector, de acuerdo con Paul Sarrapy, socio de la Asociación de Operadores Logísticos de México (AOLM).

Durante el periodo de la cuarentena, el sector no se paralizó pues si bien hubo menor demanda de parte de la industria automotriz y otras manufacturas, en sectores como el comercio en autoservicios y el e-commerce creció la urgencia de sus pedidos.

“Las empresas ahora están volteando a ver cómo acercan el producto al consumidor. Ahí hay un primer cambio”, explicó el representante de la industria logística en entrevista con Forbes México.

Para Yael Gutiérrez, líder de comercio exterior en SGS México, la premura en la entrega de los productos, especialmente los que venían de importación, se volvió en un factor fundamental sumado a la seguridad.

“Son tiempos muy just-in-time, todo urge a nivel de mercancías pero a nivel de lo que estábamos presentando no solo era inmediatez sino seguridad y protección. Lo estoy comprando hoy y lo tengo que tener mañana”, explicó.

El integrante de la asociación resaltó que acciones como las compras de pánico de productos enlatados o de papel higiénico al inicio de la pandemia causaron variaciones atípicas en el flujo de mercancías. Entre ellas, algunos productores dejaron de utilizar almacenes intermedios y llevaron los productos directo a las tiendas.

Pero también se observaron alzas en la demanda de espacios de almacenamiento para las industrias que pararon actividades y tuvieron que resguardar sus inventarios. Especialmente, los sectores automotor y manufacturero aumentaron la demanda de almacenes, incluso de espacios de almacenamiento móviles.