Asaltan y secuestran a repartidores de refresco


Dos repartidores de la compañía refresquera Pepsi, que cubrían la ruta Chacala-Manzanillo, fueron interceptados de manera sorpresiva por sujetos armados a la altura de El Mojo, quienes los amagaron para luego inmovilizarlos, atándolos con cintas y sogas, para luego encerrarlos en uno de los compartimentos de la unidad que traían a su cargo.

Una vez “encajuelados” los amenazaron con matarlos, relataron los afectados, quienes aseguraron que vivieron verdaderos momentos de terror, tras la sentencia de los responsables del asalto.

Detallaron que una vez que los subieron a uno de los compartimentos, los encerraron, generando pánico entre ellos, ya que desconocían el rumbo que habían tomado, en el cual duraron cerca de una hora de recorrido.

Durante el trayecto, el vehículo pasó por un bache, lo que originó que la cortina que los tenía presos se abriera de manera repentina, por lo que tomaron la decisión de saltar del camión que continuaba su marcha, logrando caer entre la maleza.

Fue en ese momento que lograron correr para pedir ayuda, los delincuentes que no se percataron de la huida de sus víctimas continuaron su marcha con el botín a bordo.

Los empleados de la compañía refresquera lograron refugiarse en la base de camiones urbanos que se encuentra cerca del fraccionamiento Los Patos, por la carretera que va de Manzanillo a Chandiablo.

De inmediato se implementó un operativo especial para intentar dar con los responsables del atraco, logrando localizar abandonada a la unidad robada, en el arroyo que pasa por la colonia Miravalle.

Todavía asustados, los operadores del camión fueron trasladados a las oficinas del ministerio público, quien tomó conocimiento de los hechos e inició las investigaciones respectivas.