Arte plumario, realizado con calidad y gran técnica (2da. parte)


 

Víctor Gil Castañeda
Segunda y última parte

 “Esto no es exclusivo de esa deidad, pues otros dioses fueron representados portando entre sus divisas escudos de complicados diseños. Y es que el escudo indicaba jerarquía, poder, capacidad de emitir órdenes, señales de control social, ascenso en la vida política, distinción religiosa y comunitaria. Muchos de estos conceptos los podemos intuir en los escudos que acompañan a grandes personalidades de la mitología prehispánica: Quetzalcóatl (en el Códice Maggliabeachiano), Tláloc (en el Códice Ixtlixóchitl), Huitzilopochtli (en el Códice Borbónico), además de las múltiples imágenes contenidas en el Códice Borgia.

“Desde este punto de vista, el escudo tiene varias connotaciones; desde el imaginario colectivo se ubica como parte del armamento o la actividad bélica y militar. Una tradición que han compartido muchas civilizaciones del mundo antiguo, como se puede ver en la cultura grecorromana, así como en las prácticas llamadas Kalarippayat, en las artes marciales de la India.

“Los escudos mesoamericanos no fueron de uso exclusivo entre los guerreros, donde se han encontrados restos de ellos con gran colorido y diseños, recubiertos de pieles, plumas y telas. Además de los escudos usados por sacerdotes, dioses o héroes, también fueron empleados por bellas mujeres o de la alta jerarquía social; diosas, esposas de gobernantes y princesas, quienes los plasmaban en sus vestimentas como un sello de distinción. Aspecto que podemos ver en la indumentaria de la diosa Chicomecóatl, plasmada en el Códice Florentino.

“En el ‘Libro de los Primeros Memoriales’ aparecen con sus prendas y sus escudos las diosas Chalchihutlicue y Huixtocíuatl. En el libro ‘Historia de las Indias de la Nueva España e Islas de Tierra Firme’ podemos ver que los escudos son utilizados en forma de rituales o ceremonias litúrgicas. Es una modalidad de sacrificio gladiatorio. Se han encontrado gran variedad de formatos y acabados; redondos, cuadrados, rectangulares; con o sin colgantes, con plumas, cueros y telas; con motivos iconográficos y lisos; bordados de algodón o materiales suaves para simbolizar enfrentamientos, a los cuales eran sometidos los cautivos y prisioneros de guerra, que morían de esa manera en dichos rituales populares”.

Otros temas estudiados en el taller fueron: (1)Anatomía y tipología de las plumas. Los colores en las plumas. (2)Tipologías de objetos elaborados con plumas en Mesoamérica. La plumaria mexicana, una tradición ancestral. (3)Introducción y proyección del documental: “El penacho de Moctezuma, plumaria del México Antiguo”. (4)Historia, iconografía y manufactura del penacho del México antiguo, ubicado en el Museo del Mundo de Viena. (5)El penacho museográfico de 1940 del Museo Nacional de Antropología. (6)Historia, iconografía y manufactura de 5 discos elaborados con plumas. (6)El objeto conocido como Tapacáliz del Museo Nacional de Antropología. (7)El abanico o divisa de “La mariposa” del Museo del Mundo de Viena. (7)Los cuatro chimallis ubicados en el Museo Nacional de Historia, Museo del Mundo de Viena, Museo Estatal de Stuttgart.