Arpa, instrumento sanador del espíritu


Carlos Valdez Ramírez.-

Bordeando el ocaso del día, en punto de las 6 de la tarde, inició una comunión del espíritu y la conciencia de casi un centenar de manzanillenses que nos dimos cita en el parque ecológico Natura Camp de Hugo Herrera, para presenciar y escuchar minuto a minuto, durante tres horas, la ejecución del arpa sanadora de Cynthia Valenzuela, que parecía trasladarnos a épocas milenarias en la naciente cultura Celta.

En un domo de meditación, construido por el  famoso arquitecto ya fallecido Danilo Vera, reconocido internacionalmente y multigalardonado por crear obras místicas que tienen que ver con la naturaleza y nuestro universo,  con 13 ventanas en cada lado donde ninguno de sus ángulos son iguales pero que está perfectamente orientado a los puntos cardenales, con acceso de 13 escalones y un sepulcral silencio, para entrar en ese círculo de energía pura, donde la magia de la acústica se ciernen en los sentidos la fidelidad de los sonidos, nos transportamos al universo de la magia del instrumento del arpa que se fusiona con la naturaleza; a cada interpretación subía de argumentación y se elevaba el éxtasis sensorial  que nos transportaba a lo celestial.

Vivimos la puesta del sol y llegó la noche con el hermoso sonido de la voz y las cuerdas del arpa, donde Cynthia interpreta la música “que nos dejaron los antigüos celtas de Irlanda, Escocia y España que estaban muy conectados con la naturaleza, pues la naturaleza regía sus vidas, desde el movimiento de las estrellas, hasta cosas muy sutiles, por ejemplo el agua”.

Creemos que a partir de ese día Manzanillo está bendito, pues contar con la presencia de esta música espiritual, cuya historia es milenaria, nos dota de un aura y misticismo excepcional, porque como Cinthya dice: “Otra parte, es la conexión que tenían con las hadas, con los seres invisibles, con los seres del espíritu de cada elemento y los que están en la naturaleza, que por eso también el legado es tan importante, el conservar que los árboles crezcan y crezcan de tamaño gigantesco, como tenían en sus bosques sagrados, porque cada vez que se mata un árbol, estamos matando al espíritu del árbol también, que habita dentro de cada árbol y cada árbol distinto tiene un espíritu diferente, el del encino, el fresno, el roble o el pino”.

“Los celtas manejaban toda esa información, entonces el arpa por sí es un instrumento muy sutil y a la vez de mucha fuerza, está sintonizado con todos estos mensajes, por eso ellos la utilizaban y no sólo era para entretenimiento, es un propósito más profundo, más espiritual que es el arpa como sanación”.

“El poder compartir y que todos estemos vibrando en una misma frecuencia al mismo tiempo, entonces de repente todos nos sentimos calmados, de repente sentimos que estamos flotando, pero todos, entonces eso es el manejo de energía a través de la música, no sólo entretenimiento”.

Carlos Valdez Ramírez (CVR).- ¿Es música espiritual, de contacto con Dios?

-Sí, totalmente, es así como la manera que cada quien lo quiera llamar o decir, muchos le llaman la Diosa en la cultura celta o la madre naturaleza, o el gran espíritu, o el Om, o la gran vibración o la fuente, pero sabemos que estamos hablando de lo mismo, de ese todo que abarca, de ese ser supremo, supremo total y que al sentirnos desconectados, empiezan a haber problemas en la vida y caos de todo, pero al estar conectados, todo empieza a fluir y a alinearse con las leyes espirituales o con el plan divino, entonces es como recuperar esa esencia divina que todos tenemos por igual, despertarlo.

CVR.- ¿Cómo nació y qué te inspiró esa espiritualidad para el manejo de la música, del arpa?

-Bueno, mucha música, por ejemplo escuchaba mucho a Debussy, que llevaba la música y el arpa a otros niveles, muy elevados, de mucha sutileza, tuvo mucha influencia en mí Alan Stevel, que fue uno de los primeros precursores del renacimiento, de la música celta, él es francés, es bretón, y yo empecé a tocar el arpa porque escuché a él tocarla y años después nos invitaron a tocar juntos, ya que yo había aprendido y llevaba mucho tiempo, nos invitaron al mismo festival del Tajín, en el año 2000 en Veracruz, para recibir el año nuevo, fue algo increíble …

CVR.- Y volviendo al contexto primitivo del arpa ¿De dónde proviene ese arte?

-Mucho era de la cultura celta, sobre todo de Irlanda, viene de la época medieval, pero que se siguió tocando a través del tiempo hasta ahora, pero yéndonos a los orígenes del arpa, pues ya es muy antiguo, de Grecia, de Egipto, de Sumeria y mucho antes, se dice que se reconstruyeron porque ya existían mucho tiempo atrás.

MEMORIA ANCESTRAL

CVR.- ¿Tú crees qué tu pasión y tu afición y gusto por la música del arpa y por interiorizarte en esta ciencia, tan íntima, tan profunda, proviene de algo genético tuyo o es por una educación que recibiste?

-Bueno, yo al principio creía que era por el gusto y algo que me atraía, pero luego me decía no, es que sí tiene que ser algo de memoria genética, y luego ya al estar yo viendo cómo mis antepasados, pues sí, estaba la parte bretona y la parte de España, de Asturias, que son celtas, entonces y al estar recorriendo los lugares y los sitios y reviviendo muchísimas memorias, no sólo es tal vez un legado genético, sino también memorias y recuerdos tal vez de vidas pasadas los que nosotros creemos en eso.

CVR.- ¿Crees tú qué estés renaciendo en esas vidas pasadas?

-Sí, o que estoy continuando algún trabajo que hice, que ya tenía hecho, porque al estarme preguntando, pero ¿porqué me atrae esto tanto? ¿Por qué llevo tantos años? y ¿Por qué la música celta? y ¿Porqué yendo a los lugares los reconozco? y ¿Por qué todo…? no hay como otras explicaciones, más allá de mi comprensión, esa atracción, esa conexión con los árboles, por ejemplo.

CVR.- ¿Cómo visualizas tu presente y tu futuro en este arte?

-Bueno, ahorita, además de conciertos y festivales que estoy haciendo, de grabar discos y todo, estoy visitando muchos lugares alternativos de formas distintas de vivir, donde se atrae gente que ya tiene otros intereses y están buscando nuevas formas de vida más armoniosa, más espiritual y más profunda y con otro sentido, entonces estoy yendo a varios lugares y también pensamos ir a otros, para utilizar el instrumento como lo que es.

Mucho de mi enfoque es perdurar relaciones que ahorita vamos a seguir haciendo, sí tienen que ver con utilizar el arpa como una herramienta para poder ayudar a la evolución de la humanidad, cada persona en si misma por su propio camino, que sean herramientas en las que puedan sentir que están evolucionando y que estamos evolucionando juntos, para recuperar la armonía, entonces muchas veces estas comunidades o lugares más utópicos que existen ahorita, en Italia, en Alemania, en varios, lugares, aquí en México, lo aceptan instantáneamente es también que  estuviéramos reviviendo formas donde ya armonizas de cómo vivir sin violencia y sin gritos y sin nada de destrucción, pura creación, estar ya viviendo del otro lado, en armonía.

SIMBOLOS

En su interpretación, Cynthiaaparece vestida al estilo celta, ropas vaporosas, cabello suelto con una corona de flores, sencilla pero hermosa, todo su atuendo parece significar algo más. En este sentido, le preguntamos:

CVR.- ¿Qué significa esa medalla que tienes en el pecho?

-Este es el trisquel y son los tres diferentes tipos de existencia, uno del mundo físico material, el segundo es estar viviendo en un estado de gracia, pero todavía encarnados y el tercero es la vida espiritual ya sin cuerpo. Son las tres diosas, también los tres ríos que cruzan en Irlanda y también es formas de armonizar, por ejemplo el agua…

CVR.- ¿Y tu otra medalla de estrella?

-Ah, la estrella es también un símbolo místico, muy elevado, porque entrelaza círculos perfectos, entre los lados de la estrella de cinco puntas, y son cinco puntas porque son cinco elementos, además de tierra, aire, fuego y agua, es el éter, entonces esta parte espiritual que a veces no tomamos en cuenta, pero que existe y entre los celtas siempre se consideraron los cinco elementos.