Argentina se ubica como líder de Grupo F


 La Argentina de Lionel Messi doblegó hoy  3-2 a Nigeria en  un partido  de infarto por la tercera y última fecha del grupo F del Mundial de Brasil en la sureña Porto Alegre, “invadida” por unos 100.000 hinchas de la “albiceleste”.

     Un doblete de Messi y un gol de Rojo aseguraron  los nueve puntos que dieron el pase a los octavos a los sudamericanos en primer lugar del grupo.

     Ahmed Musa anotó los goles del equipo africano que, pese a la derrota logró permanecer en el torneo, al conquistar el segundo grupo, ayudados por la caída de Irán 3-1 ante Bosnia, en un partido simultáneo, jugado en Salvador de Bahía.

     Tras  dos presentaciones deslucidas ante Bosnia e Irán, pese a los triunfos, la selección argentina que ingresó hoy a la cancha del estadio Beira-Río  jugó su mejor partido en lo que va de la Copa, algo que el marcador podría no reflejar.

     Nigeria, que había debutado con un empate sin goles ante irán y ganado a Bosnia sólo  1-0, jugó este miércoles su mejor partido en la copa y aún perdiendo, se hizo merecedor de la clasificación con una presentación veloz que en ningún momento se dejó abatir por el equipo de Messi.

     El cuatro veces mejor del mundo, fue el 100 por ciento más eficiente ante Nigeria, ya que anotó dos goles, al envés de uno en cada partido anterior.

     Al sumar cuatro dianas, Messi igualó además a la estrella brasileña y su compañero del Barcelona, Neymar, en la artillería provisional de este Mundial.

     El partido empezó caliente, con Messi inaugurando el marcador a los dos minutos al aprovechar un rebote de un disparo de Di María que batió en el palo de la portería nigeriana.

     La reacción de los africanos fue inmediata con Ahmed Musa, quien tras recibir un pase de Babatunde, batió cruzado, sin dar oportunidad de defesa al arquero Romero e igualó el marcador.

     El partido siguió en alta velocidad,  con ambos equipos disputando la posesión del balón. A los 19′ ,Mikel desvió  de cabeza  un cobro de falta de Messi  que el portero Enyeama  defendió, evitando un autogol.

     A los 36′, Sergio Agüero  se lesionó y fue sustituido por Lavezzi. El duelo siguió  eléctrico  y el primer tiempo terminó con  otra demostración del genio de Messi  en dos cobros de falta.

     El arquero nigeriano atajó el primer, pero  falló con el segundo, ya en los descuentos y los equipos se fueron a la pausa con la victoria 2-1 de los sudamericanos.

     La etapa final empezó tan impactante como la primera, con dos goles tempranos. La diferencia es que ahora, fue Nigeria la que salió adelante con el segundo tanto de Musa en el primer minuto de juego para igualar de nuevo el marcador.

     Tres minutos después, sin embargo, Rojo volvió a poner a los sudamericanos en ventaja  3-2, al rematar un saque de esquina.

     A los 63′, el seleccionador Alejando Sabella  sacó a Messi de la cancha para preservar su estrella,  pero el duelo siguió igual, con ambos equipos presentando un juego abierto, aunque el marcador no se movió más.