Aprueba Congreso sanciones más severas Vs. pederastas

Es necesario que se active una visitaduría de la Comisión Estatal | Foto: Especial

Carlos García Lemus.-

El Congreso del Estado aprobó incrementar la penalidad en hasta 20 años de prisión a quien cometa el delito de pederastia, tras reformar el Código Penal del Estado de Colima.

El dictamen fue presentado en la sesión de ayer por el diputado Arturo García Arias, quien dijo que los diputados se suman a los esfuerzos realizados por los distintos ámbitos de gobierno para erradicar los delitos que tienen como principal objetivo dañar física y psicológicamente a los menores de edad.

La reforma al Código Penal, iniciada por el diputado panista Orlando Lino Castellanos, buscó elevar la pena impuesta a los que comenten el delito de pederastia cuando exista una relación de supra-subordinación entre el sujeto activo y el sujeto pasivo.

Con la reforma el Código Penal del Estado de Colima contempla penas similares a las establecidas por el Código Penal Federal, con lo cual se estará sancionando al sujeto activo con una pena proporcional a la gravedad de su conducta realizada.

Ahora se establece una pena de  nueve a dieciocho años de prisión y multa de 750 a 2 mil 250 salarios mínimos, a quien aprovechándose de la confianza, subordinación o superioridad que tiene sobre una persona de entre 14 años de edad y menos de 18, derivada de su parentesco en cualquier grado, la  induzca o la convenza a ejecutar cualquier acto sexual con su consentimiento.

Cuando el sujeto pasivo de este delito sea una persona que no tenga capacidad para comprender el significado del hecho o para resistirlo, se le impondrá una  pena de 10 a 20 años de prisión y multa de 950 a 2 mil 550 salarios mínimos.

Antes de la reforma penal, las penas previstas en los dos casos mencionados eran de 3 a 7 años de prisión, en el primer caso, y de 9 a 18 años en la segunda hipótesis.

Sobre el tema, el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Martín Flores Castañeda destacó que se trata de salvaguardar a los menores, pues lamentablemente en nuestro estado es alta la incidencia de este delito y como anteriormente se catalogaba como no grave, se alcanzaba la libertad bajo caución.