Aprobaran despojo de tierras aprovechando el Mundial


René Macías Zamora.-

Aprovechando que la población se encuentra distraída viendo el Mundial de Futbol, los legisladores del PRI y PAN reabrirán la discusión de la reglamentación secundaria en materia energética, en donde se crea un régimen de excepción para beneficiar a la empresas privadas, nacionales y extranjeras para legalizar el despojo de tierras ejidales, comunales y particulares donde se sospeche la existencia de petróleo, gas o se desee construir alguna infraestructura eléctrica.

Un estudio realizado de las 21 leyes secundarias energéticas que se dictaminan en el Senado y la Cámara de Diputados concluye que éstas están pensadas y estructuradas para beneficiar plenamente a las transnacionales petroleras y del sector eléctrico, considerando que se dan facultades discrecionales a la Secretaría de Energía para ordenar la expropiación de tierras ejidales, comunales y privadas, en caso de que sus propietarios no lleguen a un acuerdo sobre la venta o renta de las mismas a las empresas extranjeras.

Esto es, si en un plazo de tres meses el propietario de la tierra no acepta la cantidad ofrecida por la empresa, el gobierno expropia las tierras por “interés público”.

Lo cual es claramente un procedimiento “para despojarlos”, ya que impone una serie de medidas que colocan al mismo nivel para negociar a los afectados, con las petroleras extranjeras.

De esa forma, los indígenas de Chiapas o los ejidatarios de Guerrero tienen que enfrentarse con Chevrón, Shell o cualquier otra trasnacional y aceptar lo que les ofrezcan por sus tierras; de lo contrario, el gobierno se las expropia.

El régimen de excepción se completa, ya que dejan de operar las leyes Federales de Responsabilidades de los Servidores Públicos, la de Adquisiciones, la de Obras y la de Entidades Paraestatales; Pemex y CFE dejan de ser empresas públicas y se convierten en empresas productivas, propiedad del gobierno.

La senadora de nuestro partido, Dolores Padierna, recalcó que todo ese “despojo” lo buscan aprobar PRI y PAN, una vez que el gobierno cedió a los condicionamientos panistas. No descartó que en las negociaciones se haya pactado la impunidad para los funcionarios de los gobiernos de Fox y Felipe Calderón, que se beneficiaron a través de los fraudes contra Pemex de la empresa Oceanografía.

El pasado 21 de junio, en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, se reunieron representantes de más de 40 organizaciones de 19 estados que asistieron al Encuentro Nacional Indígena, Campesino y Popular por la Resistencia, los Derechos y las Autonomías, advirtieron que no entregarán ni un milímetro de sus tierras y ni un ápice de sus derechos a las empresas nacionales y extranjeras que pretenden beneficiarse con la Reforma Energética y sus leyes secundarias. Advirtieron que si es necesario, acudirán a organismos internacionales para defender sus recursos y sus tierras.

En un comunicado de las conclusiones de la reunión, que se realizó ayer en esta ciudad con 500 asistentes, manifiestan: “Les decimos que no queremos sus leyes abusivas y expropiatorias disfrazadas con la causa de ‘utilidad pública’; no queremos ‘empleo ni bienestar’ ni más ‘desarrollo ni progreso’ a cambio del despojo y la destrucción de nuestra madre Tierra, cultura, territorios y derechos como pueblo y nación y del saqueo indiscriminado de nuestras riquezas naturales y del subsuelo”.

Aseguraron que el gobierno de Enrique Peña Nieto impulsa una reforma al campo que atenta contra la propiedad social de la tierra, intentando eliminar la figura del ejido y comunidad para facilitar la entrega de concesiones y saqueo de territorios con recursos como el agua, el petróleo y minerales.

Subrayaron: Por la memoria y la resistencia de nuestros ancestros, por nuestra madre Tierra, por nuestras hijas e hijos, por las generaciones futuras y por los derechos de la humanidad, les decimos que no se entregará sin lucha ni un milímetro de nuestras tierras y ni un ápice de nuestros derecho.

¿Cómo ve, amable lector?, además de entregar la riqueza petrolera a las empresas extranjeras, pretenden legislar para que éstas puedan despojar de sus tierras a cualquier ciudadano. Si bajo el actual marco legal, el Estado ha cometido, a instancias de Pemex y CFE, abusos y atropellos contra campesinos y pescadores con mucha frecuencia, imagine usted lo que harían los consorcios extranjeros que no tienen ningún compromiso con el país y que únicamente están interesados en la obtención de la máxima ganancia.

Todo, mientras transmiten el Mundial de Futbol. ¿Va ganando México?

Regidor del PRD en el Cabildo.*