Anciana e hija viven de raquítica pensión


Francisco Hernández Negrete

 

Una mujer de 75 años de edad y su hija discapacitada se sostienen a base de una pensión mensual de poco más de un mil pesos, cantidad que difícilmente les alcanza para comer.

Lo anterior fue manifestado por Elvira Chávez, quien tiene su domicilio en la calle Río Lerma número 88 en la colonia Punta Chica, quien reveló que desde hace 38 años padece de un grave problema de salud en el pie izquierdo que la mantiene imposibilitada para caminar y que invierte más de 500 pesos mensuales únicamente para material de curación.

Sobre la situación de su hija de nombre Felicia Muñoz Chávez, reveló que tiene 46 años y su discapacidad consiste en una afectación que padece en las cuerdas bucales, además de estar afectada de sus facultades mentales.

Al final explicó que por su edad avanzada y su enfermedad, aunados a los padecimientos de su hija, tienen que vivir prácticamente en la miseria, por lo que pide apoyo a la sociedad y a las autoridades correspondientes.