Alimento para el alma


Rebeca Mendoza Silis.-

Instrucciones de Dios

“UN día le pedí a Dios instrucciones para vivir en esta tierra. Dios acercó su voz a mi oído y me dijo: Se como el sol: Levántate temprano y no te acuestes tarde. Se como la luna, brilla en la oscuridad, pero sométete a la luz mayor. Se como los pájaros, come, canta, bebe y vuela. Se como las flores, Enamoradas del sol, pero fieles a sus raíces. Se como el buen perro obediente, pero nada más a su Señor. Se como la fruta, Bella por fuera, saludable por dentro. Se como el día, que llega y se retira sin alardes. Se como el oasis, da tu agua al sediento. Se como la luciérnaga, aunque pequeña emite su propia luz. Se como el agua, buena y transparente. Se como el río, siempre hacia adelante. Y por sobre todas las cosas, se como el cielo: La morada de Dios. Señor, no permitas que me quede donde estoy, ayúdame a llegar a donde tú esperas que llegue. ¿Qué instrucciones aprendiste hoy?”… (Autor Desconocido).

Antes de dar mi opinión, quiero agradecer infinitamente al Creador, porque para mí es quien da las instrucciones de cruzar en mi camino a las personas, las herramientas, circunstancias o experiencias para mi mayor evolución y transformación, de mi depende si saco provecho de todo ello o no, y el compartir contigo a través de esta sección, me llena de satisfacción y éxito personal, sobre todo, de un enorme compromiso al elegir las herramientas necesarias para nuestra mayor transformación, porqueal igual que tú, yo sigo aprendiendo y creciendo. Me queda claro que, el aprendizaje se acaba hasta que dejamos de existir en esta vida y, el realizar la sección me ha llevado a ser cada vez más congruente conmigo misma. Asimismo me sigue llevando a seguir sanando, aprendí que para ver un cambio en mi vida, tenía que ser yo primero ese cambio y así ha sido ¿Cuantos años más seguiré escribiendo? La verdad, no lo sé, mentiría si dijera que siempre lo haré, sólo me dejo fluir hacia donde el Creador ya tiene destinado para mí. Ahora escucho más a mí ser y si tengo que hacer otra cosa muy diferente de lo que hoy me encuentro haciendo, porque para él ya concluí. Me queda claro que lo voy hacer. He aprendido con el tiempo que concluyo mis ciclos en los tiempos del Creador, no en los tiempos que marcamos los seres humanos. A diario Dios nos envía de una o de otra forma señales o instrucciones para seguir avanzando, puede ser un mensaje, una situación, una persona, un taller, una conferencia, un libro, una frase, una canción o hasta el más mínimo detalle, puede ser una instruccióny tristemente por estar tan distraídos pasan de largo ante nosotros, y es más fácil reaccionar negativamente que positivamente, aún no termino de entender porque se prefiere lo negativo que lo positivo, lo que si me queda claro es que, cuando queremos romper con ese patrón, es un trabajo y compromiso de todos los días, para mantenernos en equilibrio y ser cada vez más positivos.

Tal vez estés de acuerdo conmigo en que es más fácil destruir que construir, sólo basta recordar cuando viene un temblor, ocupa menos del minuto para causar daños catastróficos si su fuerza es intensa, si lo comparamos con nuestras emociones negativas cuando les damos poder, nuestra reacciones también pueden ser catastróficas o caóticas ¿Cuánto se lleva volver a construir  lo que se derrumbó? Definitivamente varia el tiempo, pero, sin lugar a dudas, se lleva más que lo que se tardó en derrumbar, y existen veces en las que ni siquiera se pueda volver a construir donde se destruyó, por ello, te invito a que sigamos buscando nuevas formas de vivir positivamente, para que todo lo que ya he mencionado con anterioridad, pueda existir dentro de cada uno de nosotros en automático y si llegamos a atorarnos permitamos conscientemente  que eso pase a un segundo plano ¡Se vale!

Démonos  tiempo para ir asimilando nuestra nueva manera de ser, el ego hará lo posible por sabotear nuestro proceso, tengámonos paciencia, definamos nuestro proceso de superación y mejoramiento, valoremos nuestra individualidad, nuestra autoestima y cada paso dado,  sigamosadelante con lo que ya empezado y con lo que llevamos avanzado, todo ello conlleva un proceso de adaptación, lo que necesitamos evitar es quedarnos estancados y no avanzar. Si tenemos la humildad para reconocer que ya nos atoramos, también tendremos la humildad para pedir al Creador que nos ayude a llegar hacia donde cada uno de nosotros tiene que llegar, para cuando llegue la hora de partir, podamos irnos con la tranquilidad de haber cumplido con nuestra misión desde el espacio donde nos tocó.

Podemos engañar a todos, y hacer como que hacemos y la verdad no hacemos nada, incluso habrá veces en que nos creamos hasta nuestras propias mentiras de tanto que las decimos y con ello, sólo crearemos una gran confusión, bloqueos, perdida de energía y estancamiento, además tarde o temprano así sea en el lecho de muerte, nuestro ser al que tanto evitamos escuchar, sabe muy biensi seguimos o no las instrucciones de Dios.

Por cierto, toda la luz y buena vibra a nuestra selección mexicana, que hoy juega contra Holanda. Que tengas un excelente inicio de semana lleno de hermosas bendiciones, recuerda que es nuestra responsabilidad cuidar de nosotros, con respeto y con amor. Tus comentarios a becky_010270@yahoo.com.mx