Ahora ladrones de mercados se perfuman y visten bien

Robo hormiga genera miles de pesos en perdidas | Foto: Especial

Locatarios ante el robo diario invirtieron en alambradas y púas, cámaras de viodeovigilancia y alarmas

Los ladrones de los mercados y tiendas ahora andan bien arreglados, limpios y perfumados, para que nadie desconfíe de ellos, pero igual se llevan lo que pueden, indicó María Zúñiga, comerciante y líder del mercado Manuel Álvarez, aledaño al Pancho Villa.

Explicó que con esos “buenos modos” entretienen a los comerciantes y aprovechan para sacar las cosas, “ahorita ya debemos sospechar de cualquier gente. Todos aquellos que pasan dos o tres veces merodeando por el lugar, busca algo para llevarse”, dijo.

Sostuvo que antes sólo desconfiaban del ladrón sucio, desarreglado, “pero de un tiempo acá ya vienen varios con manga larga y todos buscan lo mismo, robar”.

Se le preguntó por las medidas que han tomado en el mercado para proteger sus cosas, como alambradas y púas, cámaras de viodeovigilancia y alarmas; refirió que fue necesario porque a diario eran víctimas de todo tipo de robos, hasta de celulares y bolsas, no se diga de mercancías, “yo por ejemplo aquí que tengo cremería, si me roban una bola de queso, ya se llevaron dos mil pesos”.

Comentó que al principio, el Ayuntamiento de Colima no permitía construir las rejas, “pero ya luego nos apoyó con los permisos por la inseguridad”.

“Aquí estamos igual que el resto de la sociedad, a expensas de los ladrones, por lo que necesitamos cuidarnos con nuestros recursos y entre nosotros como locatarios”, dijo.

Destacó que en el mercado requieren un agente de tránsito porque aunque tienen un amplio estacionamiento, hay varios trabajadores que dejan estacionado su vehículo y duran horas para retirarse, lo que afecta a la clientela. “Ya se hizo la petición, pero es fecha que no lo mandan. Antes teníamos uno, pero nos lo quitaron”.