Agua de drenaje daña cultivos de camarón

Camarón | foto: especial

Grupos de pescadores que durante cinco años se han dedicado a la acuacultura en el vaso uno de la Laguna de Cuyutlán han comenzado a cerrar sus instalaciones porque las malas condiciones del agua provocan la muerte de “juveniles” hasta en 75% de la producción.

La presidenta de la federación de cooperativas pesqueras de la laguna, Carmen Velasco, quien también trabaja una de las granjas instaladas en esta zona, aseguró que más de la mitad de las “granjas acuícolas” cerraron sus instalaciones por las pérdidas.

Acudieron a las autoridades municipales y federales para denunciar los vertederos de aguas negras que continúan desde las colonias colindantes de la laguna hacia el vaso uno, donde se encuentran todavía tres granjas que cultivan camarón, sin embargo, nada se ha hecho hasta el momento.

“Se nos muere hasta el 75 por ciento de las larvas por malas condiciones del agua y falta de oxigenación, pero además porque hay vertederos de aguas negras de la colonia La Bonanza en el vaso uno de la laguna de Cuyutlán”, insistió.

A pesar de las insistentes denuncias ante Profepa y con autoridades de los tres niveles de gobierno, “siempre hemos encontrado oídos sordos, la situación se ha ido agravando; entre más tiempo pasa más grupos de cultivo están desapareciendo.