Agoniza zona turística ‘Tapo de Ventanas’, en Manzanillo

(Foto: AF Medios)

Albergan la única “bufadora” natural en todo el estado de Colima

El balneario Tapo de Ventanas ubicado en el vaso I de la laguna de Cuyutlán está prácticamente agonizando ante la falta de clientela, los ramaderos quienes durante décadas ofrecieron sus servicios a miles de personas que cada fin de semana los visitaban, hoy están a punto de cerrar sus negocios ante la insostenible situación económica que atraviesan, señalan a la falta de infraestructura y promoción como las principales causas de su desgracia.

En voz de los ya pocos ramaderos que quedan en el mencionado balneario, Andrés Rocha, propietario de uno de los restaurantes, mencionó que es desesperante el ver cómo cada vez es menos gente la que frecuenta El Tapo, debido a que pese a haber estado pidiendo en múltiples ocasiones se les dotara de la infraestructura para que pudieran contar con un acceso vehicular digno, continúan teniendo una entrada maltratada que puede incluso ocasionar daños a los vehículos de los visitantes, además de un muro de contención que de igual forma se estuvo pidiendo para evitar derrumbes de tierra, tampoco nunca se les construyó.

Por otro lado, la falta de promoción turística desde hace ya varios años, dio como resultado que las familias de turistas que acostumbraban visitar este lugar dejaran de hacerlo y al mismo tiempo, empezó a ocasionar que ya muy pocas familias locales de vez en cuando los visiten lo que ha ocasionado que ya algunos de los restauranteros hayan decidido cesar funciones y los pocos que quedan no creen aguantar más tiempo en esas condiciones.

Andrés Rocha mencionó que el Tapo de Ventanas es uno de los pocos lugares que ofrece un área de esparcimiento con agua fresca que ingresa del mar y que no representa peligro alguno para los bañistas, además de tener a unos pasos uno de los miradores que por cierto también están bastante deteriorado, pero que es el único que ofrece atardeceres incomparables y la oportunidad de conocer la única “bufadora” natural en todo el estado.

Expresó que bien vale la pena invertirle para rescatar ese balneario tradicional y con ello contribuir a la oferta de servicios y atractivos que tenga Manzanillo para sus visitantes.

Confió en que con la llegada de la nueva administración municipal su situación pueda cambiar, ya que dentro de los compromisos de la presidenta municipal electa se contempla la construcción de un corredor turístico en el cual, este balneario está incluido.

Comentarios

comentarios