Adaptar la biblia a nuestros tiempos: Pbro. José Cárdenas


Carlos Valdez Ramírez.-

Uno de los más eminentes personajes de la iglesia católica colimense, es sin duda el presbítero José Cárdenas Pallares, descendiente de una veta consanguínea michoacana, de ideas progresistas, como fue su tio Natalio Vázquez Pallares, de línea cardenista, en tiempos de Díaz Ordaz y Echeverría.

Se trata de un sacerdote que interpreta con 15 idiomas distintos las sagradas escrituras y el nuevo testamento, para sacar una conclusión bíblica acorde a la realidad.

José Cárdenas Pallares, un escriturista que inspira confianza en su sacramento, aceptó la entrevista en su domicilio a EL NOTICIERO MANZANILLO, donde mantuvimos una charla en la que aseguró que los versículos y pasajes bíblicos son textos que deben adaptarse a la actualidad, a los problemas y situaciones que aquejan al pueblo, pues las diferencias culturales a través de 20 siglos son muy grandes; además, la manera de escribir es muy distinta.

En ese sentido, explicó que el error de los europeos fue querer que la gente de aquí tuviera su modo de pensar, “si yo estoy con un libro que no es de mi época, antiguo, tengo que meterme en los huaraches de ellos para sacarle el jugo y ver de qué se trata cada uno”, dijo.

Comentó que en España el diminutivo es despreciativo y aquí se utiliza a manera de afecto, de cariño, motivo por el cual radica la importancia de tomar en cuenta los contextos naturales.

Explicó que los libros antiguos no son como los de ahora, hoy es fácil imprimir 10 mil ejemplares, antes se escribía letra por letra y después se grababa en pergaminos, en cuadros de borregos curtidos, se acostumbraba leer los textos en voz alta, por lo que se tiene que tomar en cuenta todo esto, pues podemos caer en anacronismos culturales.

Agregó que al leer un texto, nunca olvida que es de un país donde inexplicablemente gran parte de la gente pasa hambre, donde impera la impunidad, que dejó crecer enormemente el narcotráfico, donde muchas autoridades están coludidas, “todos los días aquí viene gente a pedirme apoyo, para el pasaje, la comida, la luz, una realidad tan lacerante, por lo que tengo que encontrar qué me dice este texto tan hermoso, en qué me ayuda”.

Cárdenas Pallares explicó que los expertos, en las Sagradas Escrituras, requirieron de la ayuda de las ciencias sociales, de la arqueología, la sociología, historia, ciencias del lenguaje, pero sobre todo de la oración, para poder aprender de éstos y evitar hablar de lo que no traen, ayudando en mucho a encontrar el contexto social, ideológico e incluso literario en que fueron hechos los escritos.

Manifestó que para ser un buen escriturista se debe de tener mucho trato con la literatura, con los grandes escritores, un traductor necesita conocer la lengua a traducir, además del propio idioma, pues la interpretación es a criterio de quien la realiza.

Nuestro entrevistado indicó que al momento de traducir, lo más común es que se trate de interpretar, buscando la seriedad del escrito, con el objeto de que “el texto me hable y no sea yo quien lo haga”.