Actividad del volcán no afecta a poblaciones


En el marco de la reunión de trabajo “Análisis de la Actividad Volcánica: Preparación y Riesgos a la Población”, que presidió el gobernador Mario Anguiano Moreno, el Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente Espinosa, expresó que el comportamiento que ha tenido el volcán de Colima, en este momento no afecta a las poblaciones aledañas.

Tras reunirse en la sala A del Complejo Administrativo, en donde también participaron, el Director General del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Carlos Miguel Valdés González; autoridades de Protección Civil de Colima y Jalisco; el rector de la Universidad de Colima, Eduardo Hernández Nava; así como delegados en la entidad y secretarios del gabinete estatal; el Coordinador Nacional de Protección Civil indicó que en este momento, los dos comités científicos asesores (de Colima y Jalisco) indican que la actividad del volcán hasta el día de hoy, no representa en este momento elevar el semáforo volcánico.

Agregó que lo anterior no significa que no se mantenga un monitoreo las 24 horas del día. Explicó que los científicos señalan que el comportamiento del coloso de fuego representa expulsión de ceniza y roca hasta una distancia que no afectaría directamente a la población; por lo que indicó que se seguirá monitoreando permanentemente el volcán para dar notificación en caso de que sea necesario.

Por su parte, el gobernador Mario Anguiano Moreno refirió que el Gobierno de Colima considera imperativo contar con elementos que permitan identificar premonitores de una actividad volcánica, sobre todo si ésta representa un riesgo para la vida de la población.

En la reunión de trabajo en donde se analizó con detalle la evaluación de riesgos y acciones preventivas que se deben asumir para evitar al máximo posible los efectos de una mayor actividad volcánica, se concluyó la conveniencia de signar un convenio de colaboración entre la Coordinación Nacional de Protección Civil, los estados de Colima y Jalisco con sus respectiva universidades, para crear un Sistema Integral de Monitoreo, que permita unificar criterios, hecho que el mandatario calificó como trascendente y benéfico para los habitantes de ambos lugares.

En ese sentido, ponderó la cooperación que se ha dado entre los tres órdenes de gobierno e instituciones y añadió que en dicha reunión, una vez más se  comprobó el gran trabajo realizado por investigadores del Centro Universitario e Investigaciones de Vulcanología, de la Universidad de Colima, y las medidas adoptadas por el Subcomité Técnico Científico Asesor para Fenómenos Geológicos, instancia que desde hace más de 30 años es responsable del monitoreo de la actividad volcánica, y permiten contar con información confiable para tomar las decisiones adecuadas.

Antes de concluir, agradeció y reconoció el respaldo que se ha recibido del Gobierno de la República, en particular del Presidente Enrique Peña Nieto, quien –dijo- ha estado al pendiente del comportamiento eruptivo del Volcán de Colima, y ha girado instrucciones para coordinar este tipo de esfuerzos con nosotros.

En su oportunidad, el Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa, manifestó al gobernador el compromiso del Gobierno de la República para coadyuvar en  los temas de las necesidades de monitoreo del volcán.

Añadió que en la entidad observó mucha experiencia en cuanto al manejo que se da con la información hacia la sociedad civil sobre el comportamiento del coloso de fuego y manifestó su beneplácito de poder signar dicho convenio donde se haga un sistema integral de monitoreo, donde se cruce la información, ya que –dijo- un solo monitoreo visual permitirá tomar decisiones conjuntas.

En ese sentido, Puente Espinosa giró instrucciones al Centro Nacional de Desastres, como parte del acuerdo que se tuvo con el mandatario estatal, para analizar junto con las universidades de Colima y Jalisco las necesidades de equipamiento que se requiera para que a través de recursos del Fopreden hagan un análisis del proyecto y se pueda instrumentar lo más pronto posible, un mejoramiento  y una actualización de los sistemas de  monitoreo que requiera el volcán, para compartir información y unificar criterios.

Durante el análisis del comportamiento del coloso, el director del Centro Universitario de Estudios e Investigaciones de Vulcanología, Gabriel Reyes Dávila, explicó cómo se encuentra la actividad del Volcán de Fuego, destacando que en los últimos años, ésta indica que ha terminado la fase efusiva; asegurando que la etapa que continúa es la destrucción de domo.

El científico agregó que se ha observado la actividad con tendencia a la baja y con un comportamiento similar al de años anteriores, sin peligro hacia el futuro cercano; por ello, explicó que termina esta fase efusiva y continúa la fase explosiva hasta que destruya el domo actual.

En su intervención, el director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres, Carlos Miguel Valdés González compartió sus apreciaciones sobre la actividad del Volcán de Colima mediante una serie de fotografías comparativas con el Volcán Popocatépetl, cuyo comportamiento –indicó- es similar; aunque añadió que en el Volcán de Colima es más fácil distinguir los cambios.

Por su parte, el director de Operaciones de la Unidad Estatal de Protección Civil, Ricardo Ursúa Moctezuma, junto con el científico Gabriel Reyes Dávila, expusieron las necesidades de detección oportuna que en materia de equipo de monitoreo tienen, así como las acciones fundamentales que realizan para llegar a la población con mensajes muy claros sobre la actividad volcánica.

Asimismo, el director general de la Unidad Estatal de Protección Civil, Melchor Ursúa Quiroz, compartió los trabajos que se han realizado para hacer efectiva la coordinación con sus homólogos en Jalisco, destacando que periódicamente se actualizan los censos de población en las zonas de riesgo y se realizan pláticas de prevención con los habitantes.

Mientras que el director general de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco, J. Trinidad López Rivas expresó que la colaboración interinstitucional con Colima ha sido importante y dio a conocer que se está montando un observatorio vulcanológico desde Ciudad Guzmán para compartir información sobre el coloso de fuego.

A su vez, el director adjunto de Gestión de Riesgo, Josué Serrano Velasco, recordó que anteriormente se han canalizado recursos para la instrumentación del sistema de monitoreo y en la actualidad se tiene la instrucción para que a la brevedad sean autorizados los recursos.

De la misma forma, señaló que en el presente, el Gobierno del Estado está ejecutando su Atlas Estatal de Riesgos con una inversión de 12 millones 400 mil pesos, el cual está próximo a terminase.

Previo a dicha reunión, ambos funcionarios junto con el rector José Eduardo Hernández Nava, visitaron la Estación Central de la Red de Monitoreo, con sede en la Universidad de Colima, en donde científicos del lugar, les dieron a conocer a través de una breve explicación, el estado que guardan los equipos de monitoreo; al respecto, el Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa, puso a su disposición recursos para el equipamiento del lugar y refrendó el compromiso del Gobierno de la República de trabajar de la mano en pro de la población.