¿Qué aleja al turismo del Centro de Manzanillo?    


“Desde el Malecón”, columna de Víctor Manuel Martínez

El pasado miércoles pude ver a los pasajeros extranjeros del crucero que atracó en Manzanillo, deambulando por las calles del Centro Histórico y expresando su desilusión porque no nos veían como un destino turístico atractivo.

En su afán de encontrar algo digno de verse, incluso subían a la Calle Nueva (José María Pino Suárez) y algunos otros sectores de la ciudad, todos cubiertos de sudor.

Esto, repito, en el caso de los que se quedaron a recorrer las calles del Centro, porque supongo que los que se fueron hacia el Boulevard Costero Miguel de la Madrid tuvieron mejor suerte, así como los que se trasladaron con rapidez a Cuyutlán, Comala, Colima o Villa de Álvarez.

Aquí enumeramos los 6 problemas principales que enfrenta el Centro Histórico de Manzanillo para que sea recorrido por los turistas:

1.- Aspecto comercial: Uno de los principales atractivos de recorrer las calles de una ciudad, principalmente los del primer cuadro, es ver los negocios. Observar las vitrinas de los aparadores, ver la venta de artesanías y objetos de arte, adquirir suvenires y acopiar los insumos necesarios para una estadía agradable por varias horas. En Manzanillo las tiendas han estado cerrando por las malas ventas que les han dejado las obras de los Portales API y Laguna. Ni hablar de centros comerciales, porque no tenemos, y ni el mercado de comidas Los Agachados, ni el de abastos, 5 de Mayo, tienen una imagen adecuada para ser visitados por el turismo.

2.- Recorridos peatonales: Las banquetas del primer cuadro de la ciudad están para llorar, y no resisten una comparación con otros destinos turísticos, ya sea nacionales y mucho menos internacionales. Son aceras angostitas en su totalidad, con excepción de las de la calle México. Tienen superficies irregulares, por quebraduras, zanjas, pegostes boludos de concreto, constantes desniveles e, incluso, en algunas partes cubiertas solamente con tierra.

3.- Accesibilidad: Aunque actualmente ya la mayoría de las calles del Centro de la ciudad tienen rampas de acceso a las aceras en cada esquina, hay que decir que están por lo general mal hechas, ya que no cuentan con las medidas estándares; muchas tienen bordes afilados a los lados, cuando deben ser redondeados por cualquier vertiente; en algunos casos, están obstaculizadas por postes de energía eléctrica o telefonía. Como sabemos, muchos de los visitantes que arriban a nuestra ciudad por medio de cruceros y vuelos chárteres, son personas de la tercera edad o discapacitados, quienes se encuentran con muchos problemas para andar por las calles del casco urbano, y ya hemos sabido de muchos que se han caído y lesionado severamente.

4.- Ecología: En cuanto a este punto, hay que señalar primeramente que el área céntrica y sus alrededores, a diferencia de la mayoría de ciudades turísticas, no está arbolado, no está sombreado. No cuenta con ejemplares de copa, con cuyo follaje frondoso se generen ambientes agradables para la conversación y el descanso, y donde pueden posarse las aves y cantar. También hay que hablar de la polución emanada de las industrias de alrededor.

Ésta es perceptible a simple vista, afeando nuestro entorno; también en muchas ocasiones es tan alta, que se percibe por medio del olfato.

5.- Diversión: El centro no tiene opciones importantes de diversión, el proyecto del teleférico es nada más que eso, un proyecto que no tiene para cuándo concretarse. En cuanto a las playas, solamente se tiene la de San Pedrito, pero con los trabajos que se están haciendo en la zona, relativos al túnel ferroviario, no es recomendable ir a ella por el momento, y quién sabe por cuánto tiempo más.

6.- Cultura: No contamos con teatros, museos, galerías ni cines en el primer cuadro. Contamos con el Archivo Histórico, que sí puede aportar buena información y muy interesante, pero al no tener la suficiente promoción ni estar señalizada su ubicación de mejor manera, muchas veces no es descubierto por los visitantes. Podríamos mencionar la biblioteca Julia Piza y, sobre todo, al Iguanario de Manzanillo, que a través de las redes sociales y el Internet sí es conocido mundialmente.

Fuera de esto, no hay más. Esta es la realidad que ofrece Manzanillo a los turistas que nos visitan.

Se el primero en comentar en "¿Qué aleja al turismo del Centro de Manzanillo?    "

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.