4 mil 500 familias en extrema pobreza


Jesús Lozoya Baeza

Con una bolsa inicial de 70 millones de pesos, se iniciarán las acciones de combate a la pobreza extrema en el municipio de Manzanillo, en el que se estima la existencia de 4 mil 500 familias en esas condiciones.

Se trata de familias que tienen ingresos por debajo de los mil pesos mensuales, que no tienen acceso a seguridad social, vivienda digna, no pueden dar sus tres comidas del día, carecen de algunos servicios públicos y sufren de rezago educativo.

Para efectos de lo anterior, fue instalado el Consejo Municipal de Combate a la pobreza extrema en este puerto, con la presencia del delegado de la Sedesol, Carlos Cruz Mendoza; del secretario de Desarrollo Social de la entidad, Rigoberto Salazar, así como autoridades auxiliares y representantes de instancias municipales y federales.

El delegado de la Sedesol, subrayó que este año habrá 290 millones de pesos para acciones de combate a la pobreza en todo el estado, de los cuales 90 aportará el gobierno federal y el resto lo hará el estado y los 10 municipios.

Al mismo tiempo, informó que en las próximas semanas estarán dando a conocer cuáles serán las acciones que cada una de las dependencias habrán de llevar a cabo en este puerto como parte de la estrategia de combate a la pobreza.

De acuerdo al censo del 2010, Manzanillo con 169 mil habitantes tenía 83 mil en que contarán con seguridad social, 40 mil con carencia alimentaria por no consumir sus tres alimentos, 34 mil sin servicios de salud (Imss, Issste, SSA), 32 mil con rezago educativo, 30 mil con vivienda en malas condiciones, 15 mil son todos los servicios básicos y 12 mil con ingresos por debajo de mil mensuales.

El secretario de desarrollo social, Rigoberto Salazar, dijo que este año esperan construir 39 comedores comunitarios para familias en condiciones de pobreza, construirán mejoramientos en seis mil viviendas, llevarán agua potable a mil 500 familias y pagaran el aseguramiento popular de 10 mil personas.

Estas y otras acciones, aseguró que se llevarán a cabo y han solicitado al ayuntamiento de Manzanillo que los 17 millones de pesos asignados por el gobierno federal a sus programas de combate a la pobreza se destinen a este tipo de rubros.

Consideró que con acciones conjuntas como estas es posible lograr buenos resultados que se reflejarán en el censo del 2015.