29 homicidios de mujeres se han cometido en 33 meses


Anilú Salazar.-

Desde el 27 de agosto  de 2011, cuando se creó el tipo penal del feminicidio y hasta la fecha, en Colima han sido asesinadas 66 mujeres, sin embargo la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) sólo considera 29 de esos asesinatos como feminicidios, indicó Rogelio Rueda Sánchez, secretario general de Gobierno.

Destacó que la mitad de los feminicidios están en proceso y que “no ha existido impunidad en ninguno de los casos; están siendo investigados e incluso hay dos cuyos autores ya recibieron sentencia condenatoria”.

Por su parte, el procurador general de Justicia del Estado, Marcos Santana Montes, explicó que para el año 2012 fueron 24 homicidios contra  mujeres, de los que 10 fueron feminicidios; en 2013; 17 asesinatos y seis feminicidios, en lo que va de 2014, nueve mujeres asesinadas, de las que cinco casos han sido consignados por feminicidio.

Lo anterior, en reunión que diputados locales sostuvieron con funcionarios estatales del área de seguridad, atención a la mujer, salud, educación y el Poder Judicial, para analizar la posibilidad de solicitar una Alerta por Violencia de Género en la entidad.

El procurador Santana señaló que después del 27 de agosto de 2011 y hasta finalizar ese año, se presentaron en la entidad tres feminicidios y 13 homicidios.

En su oportunidad, Dhylva Castañeda Campos, directora de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública, mencionó que considerando las 325 mil mujeres que habitan el estado y la cifra de mujeres asesinadas, la incidencia es baja con relación a los varones.

Tan sólo en lo que va de 2014, la tasa de homicidios dolosos contra mujeres, es decir los cometidos por cada 100 mil habitantes, es de 1.2 en el estado de Colima.

“Aunque la tasa de feminicidios por cada 100 mil habitantes es baja, una sola muerte es suficiente para actuar, para atender las causas que generan la violencia”, señaló Castañeda Campos.

Cuestionado por la diputada Gina Rocha Ramírez y Francisco Rodríguez García sobre la emisión de alerta de género  para Colima, Rogelio Rueda Sánchez, secretario general de Gobierno, dijo que el miércoles se desahogará el análisis para ese tema.

“Si emitir la alerta de género sirve para atender la problemática, adelante, y esa es la instrucción del gobernador Mario Anguiano, pues no es una acción que se busque evitar”, señaló Rueda Sánchez.

Expuso que en Colima el tipo penal del feminicidio es más amplio que en otros estados de la República, pues abarca mayores hipótesis para considerarlo así, y puso como ejemplo Nuevo León, entidad en la que un asesinato con las mismas  características que en Colima pudiera no ser considerado feminicidio y en esta entidad sí podría tipificarse así.

Por su parte, Yolanda Verduzco Guzmán, directora del Instituto Colimense de las Mujeres, dijo que entre otras acciones implementadas por la dependencia a su cargo, está la activación del protocolo policial en materia de violencia de género y el fortalecimiento  a los refugios temporales de las mujeres que han sufrido violencia extrema.

El presidente del Congreso del Estado, Jesús Villanueva Gutiérrez, estimó necesario promover el uso de la denuncia anónima, pues coadyuvaría a dar seguridad y confianza a las  víctimas del delito.

Héctor Insúa, diputado del PAN, consideró innegable el trabajo de las dependencias estatales; sin embargo, apuntó que ninguna institución puede sentirse satisfecha por el trabajo realizado.

Los diputados Donaldo Zúñiga, del PAN, y Esperanza Alcaraz, del PRI, solicitaron al procurador de Justicia observe la manera como en las agencias del ministerio público de Comala y Armería se atienden las denuncias, pues no se hace con la calidad y  la discreción que los casos de violencia intrafamiliar requieren.

Marcos Barajas, diputado del PT, indicó que son muchas las muestras de la descomposición social, por ello su partido apuesta a la educación temprana como medida preventiva de conductas delicitvas.

Por su parte, Oscar Valdovinos, legislador priista, estimó necesario realizar un análisis de la legislación penal colimense, para que la violencia a las mujeres pueda considerarse delito grave y contar con una norma eficaz que ayude a combatir con energía esa conducta delictiva.

El secretario de Gobierno, mencionó que el próximo miércoles habrá otra reunión, ahora en Palacio de Gobierno, en el Salón Gobernadores, convocada por el gobernador con las organizaciones de la sociedad civil, para conocer su visión de esta problemática y cuál es el mejor cauce para atenderla.

Sin embargo el Secretario General destacó que la reunión de este miércoles apenas será el primer paso, “digamos que es la primera reunión formal sobre este tema”, dijo.