29 de junio: San Pedro y San Pablo


Antonio Flores Galicia.-

San Pedro: Fue Simón, hijo de Jonás, hermano de Andrés, residía en Bethsaida a orillas del Lago de de Gennesareth, educado en la pesca, creía en Cristo antes de verlo; Cristo le dio el nombre de Cephas (roca) (Pedro, en griego). Después de la Pascua del año 31, Cristo eligió a 12 y a Cephas le fue dando formación especial para que fuera después el responsable del “rebaño”. Pedro se fue afianzando como seguidor de Cristo: “¿A quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna”. Tuvo debilidades: No fue capaz de velarlo una hora, se mezcló con los sirvientes del sumo sacerdote y otros enemigos de Cristo y negó  a Cristo;  buena lección le dio Cristo: “¿A dónde vas, Señor? ¡Voy a Roma para ser sacrificado de nuevo!”. Otra frase famosa: “Eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi iglesia”. Aquí tenemos una gran enseñanza: Por nuestra debilidad caemos, pero debemos ser fuertes, levantarnos y actuar como discípulos comprometidos. “Yo estaré con ustedes”, “no tengan miedo”. Mucho que se dice de Pedro, lo ha hecho la historia.

SAN PABLO: Era un judío de la diáspora, originario de Tarso, pasó a Jerusalén para convertirse en escriba y rabino, en la escuela de Gamaliel, uno de los maestros más respetados y honorables de la tradición rabínica. Estos fueron unos de los mayores enemigos de Cristo. Era fariseo, experto y celoso de la Ley de Moisés. No conoció a Cristo ni a sus discípulos, fue enemigo del naciente movimiento cristiano. Se dirigió a Tarso con autorización para matar a los seguidores de Cristo y, en el camino, se le apareció Cristo y desde ese día se convirtió en predicador de: “Soy Jesús al que tú persigues”.

SAN PEDRO: Después de la venida del Espíritu Santo, Pedro habló sin temor; fue apresado y amenazado de muerte por el sanedrín, por haber predicado a Cristo resucitado, al salir de la prisión fue más fuerte predicador; dispensó los ritos de la antigua Ley, abrió a los gentiles las puertas de la Iglesia; fue a Samaria y Antioquía, luego a Roma, donde murió crucificado, quiso boca abajo por no tener la santidad de Cristo; sufrió el martirio bajo Nerón y ha sido considerado como el primer papa. Hay datos de la historia.

 SAN PABLO: Del año 45 al 48 estuvo en Chipre, en Panfilia, Pisidia y Licaonia; del 50 al 52, en Frigia y Macedonia, Filipo y Salónica, Atenas y Corinto; pasó a Éfeso y Macedonia; del 57 al 58, Corinto, las islas del mar Egeo, los puertos de las costas de Asia; volvió a Jerusalén; fue preso den Cesarea y al ser liberado, regresó a los lugares mencionados; terminó en Roma, arrestado por la policía de Nerón y después de nuevo cautiverio, murió decapitado. Cuánta doctrina nos dejó con sus epístolas, muchas se perdieron.

PEDRO Y PABLO, son enseñanza para los cristianos. De los trece fundadores de la Iglesia. Lástima que actualmente hemos hecho una Iglesia con los defectos que llegó a tener en la Edad Media: Fama y dinero, la doctrina de Cristo el medio para ello.