100 días sin sueldo: trabajadores Cendi

Autoridades de la SEP no le están ayudando al Presidente a cumplir su compromiso número 3. | Foto: Especial

Son 100 días, más de tres meses, que los trabajadores de los Cendis de todo el país, no han cobrado su salario quincenal, debido a que la SEP Federal no ha destinado los recursos a los estados, entre ellos Colima está padeciendo esta situación.

El reclamo de los trabajadores es mayúsculo y por ello, en protesta, el senador Joel Padilla se declaró en huelga legislativa, con lo que no votará a favor de las iniciativas del presidente Andrés Manuel López Obrador hasta que se pague el salario devengado.

La candidata del Partido del Trabajo (PT) a diputada federal por el Distrito 1, Anilú Salazar Mejía, protestó públicamente y exhortó al Presidente a cumplir a los trabajadores y demostrarles consideración, ya que como él mismo dijo “Amor con amor se paga”.

Destacó que los trabajadores han demostrado amor con los niños y niñas s quienes siguen educando y no han dejado solos, asimismo amor a los padres de familia y a la institución, sin embargo el presidente no ha correspondido hasta el momento con todos ellos.

Agregó que el día que Amlo tomó protesta como presidente, el 1 de diciembre de 2018, públicamente dijo que su compromiso número 3 de 100 era regularizar los Cendis en todo el país. “Si el presidente ubicó su compromiso con los Cendis en el número 3, después de los adultos mayores e indígenas, es porque tenía muy claro el orden de prioridades”, dijo la candidata.

Sin embargo, es hora que las autoridades educativas y a quienes designó para sacar adelante este proyecto, “van muy lentos” y no le están ayudando al presidente, luego de que ya vamos por el tercer año de Gobierno.

Se suma a este caos que recientemente hubo en la SEP cambios de funcionarios, entre ellos los de la Subsecretaría de Educación Básica y el mismo titular, Esteban Moctezuma, que fue nombrado embajador de México en Estados Unidos.

El caso es que “se echan la bolita” y no les pagan a los trabajadores que ya llevan 100 días de viacrucis; la gente está cansada, con ánimos de protestar y en espera de que se cumpla el compromiso de regularización para no estar batallando por sus sueldos cada año.